Hace años cuando alguien se iba a vivir a un país europeo, era algo que se convertía en tragedia mundial. España venía de una época muy gris con la dictadura y todo era hermetismo. Todo lo que supusiera salir al extranjero era temor. La mentalidad nacional era la de nacer, vivir y morir en el mismo lugar. Y si es posible siempre viviendo cerca de nuestra familia y que no falte la paella de los domingos. Llegó la Transición, llegó la apertura de miras y parece que todo ha cambiado.

Aunque sobre todo lo que nos ha hecho cambiar es la tecnología. Esa tecnología que ha permitido que podamos estar en cualquier ciudad de Europa por la mañana y por la noche ya dormir en nuestra casa. Esto es algo que hace años era impensable. Por este motivo, y porque pertenezco ya a la generación de los años 2000, tuve claro desde el principio que mi futuro no estaba en España. Soy enfermero y he comprobado que aunque los profesionales sanitarios somos muy buenos, no estamos bien valorados. Por lo que he decidido irme a vivir a Londres. Una decisión complicada, porque dejaba aquí a mi familia, amigos y aficiones, sobre todo mi equipo de baloncesto, pero una decisión de futuro valiente.

Los sueldos en Reino Unido para la sanidad son una barbaridad comparados aquí. Al final, todos nos movemos por dinero, por lo tanto, no tiene que sorprender a nuestros políticos cuando se está produciendo un éxodo de jóvenes a otros países. Hace años el idioma era un impedimento y lo que bloqueaba que más nos fuéramos. Pero ahora no lo es. En primer lugar porque los jóvenes estamos muy preparados y porque gracias a las nuevas tecnologías, una vez más ellas, ahora mismo el idioma no es un problema con todas las aplicaciones lingüísticas que tenemos.

Bueno, pues una vez que os he puesto en contexto, vamos a lo importante. Me fui a vivir a Londres, y por supuesto llegó el momento mudanza. Hay una serie de recomendaciones que tengo claro y por eso os quiero compartir con vosotros.

Lo primero que tenemos que tener en cuenta es el costo de vida. Si yo me fui a Londres por dinero en mi nómina, está claro que eso supone que esta capital sea una de las ciudades más caras del mundo, por lo que debes tener en cuenta el costo de la vivienda, transporte, alimentos y ocio antes de mudarte. Es cierto que se cobra más, pero no por eso podemos tener la mano rota. Mucho ojo y control.

Visado

Lo segundo, y cuidado con esto. Para vivir en Londres necesitarás tener un visado o permiso de residencia, así que asegúrate de tener toda la documentación necesaria antes de mudarte. No nos vale solo con el contrato de trabajo, al contrario que ocurre en España, aquí piden muchos papeles, así que déjate aconsejar por alguien que sepa.

Londres cuenta con un extenso sistema de transporte público, por lo que es importante familiarizarse con él para poder desplazarte de manera concreta por la ciudad. La verdad es que no necesitas coche para ir a trabajar, pero sí para hacer viajes a otras ciudades. En este caso yo contraté a una empresa de transporte internacional, Star Cargo, para que me hicieran el envío de mi Toyota Yariss desde España.

Y por supuesto, hay que saber que meter en la maleta. El clima es variable, con inviernos fríos y lluviosos y veranos cálidos y soleados, por lo que debes estar preparado para todo tipo de climas. Así que lo mejor es que metas de todo, o que vayas comprando si estás aquí por bastante tiempo.

Y sí, una de las grandes cosas que tiene Londres es que es una ciudad multicultural y diversa, muy diversa. Aquí no te da tiempo a aburrirte. Tienes que estar abierto a nuevas experiencias y conocer la cultura y la sociedad local, pero sobre todo a conocer un montón de nuevas experiencias.

Aunque el inglés es el idioma principal, la ciudad cuenta con una gran diversidad de idiomas y culturas, por lo que tener algo de conocimientos básicos de inglés, el famoso nivel medio que ponemos en todos los Cvs, te será de gran ayuda para adaptarte más fácilmente a tu nueva vida en la ciudad. Eso sí, vas a encontrar a españoles por todos los lados, así que no te preocupes que te van a entender.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *