El queso manchego, como nos dicen desde la marca Adiano, referentes en queso manchego, es un alimento de gran versatilidad, puesto que lo podemos incluir en la dieta de varias formas y en varios momentos de la jornada. Podemos consumirlo en salsas, tostada o tapa.

Pensemos es que uno de los alimentos estrella en el campo de la gastronomía es el queso, donde destaca sobremanera el queso manchego y la leche de oveja.

La ventaja que tiene el queso manchego de oveja

Esta clase de queso es bastante rico en macro nutrientes, reuniendo cualidades nutritivas que tiene la leche, diferenciándose en que tocan a porciones reducidas que tienen mayores cantidades en cuanto a nutrientes que las que se concentran en estas, por lo que se van a nutrir comiendo menor cantidad.

Todo ello nos dará una cantidad mucho más equilibrada respecto a proteínas y a energía, de tal forma que tendrá gran riqueza en materia grasa.

El caso es que… ¿Es bueno para la salud el queso manchego?

En este sentido, debes saber que sí, hay movimientos como el de comida real que lo que busca es la eliminación de la dieta a los ultraprocesados, donde es una buena forma de alimentarse basada en alimentos reales, tanto de verdad como en la comida de toda la vida.

El queso manchego

Esta clase de queso se le considera alimento real. Si se quiere esto, deberá tener cuatro ingredientes como la sal, la leche, los fermentos lácticos y el cuajo. Hablamos de quesos que son aptos para tener una dieta sana.

Bastante gente conoce lo que es el queso fresco, siendo el que es más saludable debido a la alta cantidad que tiene de grasa, pero lo que es el curado, cuanto más curado sea, mayor cantidad de leche se utilizará al hacerse, por lo que tendrá más cantidad de grasa. Estamos ante quesos que tienen una alta concentración, por lo que la elaboración hace que se pierda bastante suero.

Cuando hablamos de la grasa del queso, lo hacemos de grasa que tiene un origen lácteo, lo que hace que no sea perjudicial para la salud. Todo esto significa que el queso aportará más energía.

Este tipo de queso no se recomienda a las persona que quieran perder peso, pero no son malos para la salud.

Propiedades del queso manchego de oveja

Lactosa

Tiene menos lactosa que los quesos que cuentan con otras clases de leche, de manera que es más fácil ingerirlo y es menos pesado para las personas intolerantes.

Proteínas

Pensemos que la maduración del propio queso hace que aumente el nivel en cuanto a aprovechamiento de las proteínas, que tienen calcio y potasio.

Algunos mitos sobre el queso

Todas las grasas que tienen el queso son saturadas es algo que se dice y que no es verdad, puesto que bastante de las grasas que tiene el queso no lo son y funcionan con fuentes para el almacenamiento de energía.

El queso, nos han comentado los profesionales de Andiano, incluso tiene más proteína que bastantes carnes. Hablamos de algo cierto, ya que la carne es el alimento que más proteína tiene, algo que no es cierto, puesto que el queso de oveja tiene más proteína que la carne.

Pensemos que el queso de oveja es el alimento real que nos da bastantes beneficios, algo que es básico en el día a día y del que no nos cansaremos.

En el mercado actual, además de acudir a los establecimientos que los venden encontraremos muchos productos.

Queremos acabar el artículo con un útil consejo, ya que pensamos que es bueno consumir el queso a la temperatura ambiente. En el caso de que se saque la nevera, en veinte minutos o media hora antes de que se vaya a consumir es buena opción de apreciar de forma perfecta, tanto los sabores como los matices.

Conclusiones

Esperamos que ya que sabéis ahora la gran influencia que tiene este tipo de queso en la dieta y los beneficios que tiene le sepáis valorar como es debido.

Además, tenemos la suerte en nuestro país de contar con una enorme variedad de quesos realmente sabrosos y desde luego que el manchego y más concretamente el de oveja es uno de los que son más apetecibles.

Seguro que después de todo esto que hemos comentado, vais a tener un poco más claro en qué debéis fijaros a la hora de elegir entre uno y otro tipo de queso, que al final es lo que de verdad importa. Así que esperemos que esta lectura os haya sido de lectura.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *