Descubre las importantes funciones del posicionamiento SEO

Hoy vamos a hablar largo y tendido del SEO, ya que mucha gente no conoce lo que es el posicionamiento natural. Este tipo de posicionamiento es muy importante, ya que permite a las páginas web estar en las primeras páginas de los buscadores, lo que aumenta el número de visitas, y por tanto su popularidad.

El SEO o Search Engine Optimization, es un proceso técnico mediante el cual se realizan cambios en la estructura e información de una página web. El objetivo de esta técnica de posicionamiento es realizar cambios en la estructura y en la información de las páginas web, para que sean más visibles a la hora de realizar una búsqueda a través de los buscadores.

Los buscadores, o motores de búsqueda, es un sistema informático que tiene como función buscar archivos almacenados en sus servidores web. Esto se realiza gracias a un robot, (también denominado spider) Un ejemplo de buscadores es Google, Bing o Yahoo. Estos buscadores son los más famosos y utilizados, aunque también hay otros.

Para saber cuál es el origen del SEO hay que remontarse a mediados de los años noventa, que es cuando los creadores de páginas web, y proveedores de información, empezaron a optimizar las páginas web en Internet. El término se acuñó alrededor de 1997, aunque fue en 1998 cuando a partir de la fundación de Google, cuando empezó a darse verdadera importancia al posicionamiento natural de las páginas web.

Las técnicas de posicionamiento

A la hora de posicionar páginas web, se tienen que llevar a cabo actividades que involucran tanto cambios de programación de las webs, como el diseño y la creación de contenido. Todos estos elementos tienen que estar aliados a las directrices que emiten generalmente los buscadores. En el caso de que existan desviaciones importantes de las directrices, los buscadores pueden penalizar a las páginas web.

Estas acciones de posicionamiento se dividen en dos, que son el posicionamiento interno y el externo. El posicionamiento interno son mejoras que el desarrollador Web, o la empresa de posicionamiento, puede aplicar sobre la web en lo referente al contenido. Las mejoras suelen ir dirigidas a adaptar el contenido, la accesibilidad y la apariencia para que cuando pase el robot del buscador detecte que cumple con sus directrices.

La realización de este posicionamiento interno depende mucho de las directrices. En este sentido, el motor de búsqueda Google dicta varias directrices que ayudan a adaptar la página. Por ejemplo, a partir de 2015, se está dando mucha importancia a que las páginas web se adapten a los dispositivos móviles. También está dando mucha importancia al contenido de las Webs, y se valora mucho la usabilidad y los tiempos de carga de las Webs. En definitiva, lo que se está buscando es que las webs sean accesibles y relevantes para el usuario.

Por otro lado, el posicionamiento externo está formado por técnicas que buscan mejorar la notoriedad del sitio web en los distintos medios online. Se basa en conseguir menciones de otras páginas web al dominio de la página web de la que eres propietario. Para ello es interesante realizar búsquedas de aquellos términos que llevan el tráfico a tu web, y cuáles tienen un contenido complementario.

También es importante el uso de las redes sociales, ya que es fácil obtener visitas y menciones realizando diversas técnicas de márquetin, como los sorteos o las colaboraciones. En este sentido, el uso de la red social Google Plus, es importante para el posicionamiento en el buscador de Google. También es muy interesante escribir artículos en otros sitios web, ya que atraen visitas y puedes promocionar tu web.

Esto es lo más importante del posicionamiento SEO, aunque existen muchos más detalles que se pueden encontrar fácilmente. El posicionamiento SEO se complementa por otro tipo de técnicas de posicionamiento, como el posicionamiento SEM.